domingo, 10 de febrero de 2019

Efímera Zero (2019)

Efímera Zero (2019)
Grafito, óleo y pan de oro sobre tabla.
120x120 cm.


Efímera Zero (2019) 120x120 cm


Los refrescos Light o zero, no ayudan en nada a llevar una alimentación sana.
(El País)

La marca Coca Cola es, a nuestro pesar, un icono del siglo XX que sigue perpetuándose en el nuevo siglo. Como todo icono que se respete está asociado a la juventud, a la gana de vivir, al disfrute del placer y tiene como presentación su logo gráfico y color que está metido en el ADN de todos nosotros desde la niñez.

Efímera Zero (2019) Detalle Logo.

Efímera Zero (2019) Detalle.


Con el pasar del tiempo y de las modas y con el cambio de las pautas de alimentación hacia una vida supuestamente más sana, las grandes marcas se adaptan e inventan los productos light a ZERO calorías para seguir vendiendo, después de más de un siglo de existencia, nos han engordado con unas bombas de azúcar que ha llevado a la población del mundo a la obesidad.

Efímera Zero (2019) Detalle firma.

Efímera Zero. Presentación pieza original. 25x25 cm.

Este tapón pisoteado y machacado, amplificado en su tamaño y detalles, envuelto en oro con su esplendorosa caligrafía, se presenta como un verdadero icono del carácter efímero del consumo a ZERO calorías.

Producto innecesario para salvarnos de la obesidad, metáfora del mundo plegado al consumo de lo que sea, como sea y cuando sea, disfrazado en su bellísimo envoltorio de salubridad.

ZERO = SIN = LIGHT = EFÍMERA


jueves, 31 de enero de 2019

“Ninguna fe es inocente” (2018)

Gabriele Friscia
“Ninguna fe es inocente” (2018)
Finest selected thoughts four your soul.
Sobre Estilema nº2 de Francisco Lira.
Grafito, esmalte, óleo y pan de plata sobre tabla.

140x96 cm

“Nuestro legado será una montaña de basura”
(Antonio Muñoz Molina).

Ninguna fe es inocente. 

Esta obra sigue el camino empezado con las serie fotográfica Efímera (2014) y el traslado de la misma a la representación pictórica. Es el deseo de añadir al discurso fotográfico, el aspecto manual y de transformación que da la pintura para volver a profundizar sobre esta gran metáfora que es el consumo efímero, la trasformación del tiempo y el caos, sobre la materia.

Detalle: ©Francisco Lira, Estilema nº2

Alguna de la obras fotográficas, a través de una intervención digital, ya añadían un elemento más que es la denuncia. Este elemento se hace más eficaz en el dibujo y la pintura, en la transformación sutil de los mensajes cínicos de los paquetes de cigarrillo que avisan al querido comprador que su objeto de deseo efímero, además de provocarle cáncer en los pulmones, lo va a matar poco a poco.

Ninguna fe es inocente: detalle.

Esta sociedad de consumo nos envuelve en paquetes de colores chillones, veneno adictivo. El Estado le impone unos crueles carteles de advertencia al mismo tiempo que se lucra con sus impuestos.

Ninguna fe es inocente: detalle lobo y aviones en pan de plata.

Estas esculturas con la que me tropiezo y recojo en las calles de la ciudad son tratados como monolitos o Tótem del tiempo que vivimos. Lo amplío para que se haga más potente e impactante la aplastante transformación que provocan los acontecimientos y lo intento trasformar en obras de arte arrancadas de su estatus de basura.

Detalle: Breitling - Fina selección de pensamientos para tu alma.

En esta obra  “robé” a mi amigo Francisco Lira uno de sus mas impactantes Estilemas, “Ninguna fe es inocente”. Pensé en seguida que este Estilema encajaba perfectamente en una obra donde el amarillo como color Vaticano, como símbolo de fe o de todas las Fes, era el mensaje apropiado.

Realismo, simbolismo, arte Pop, reivindicación social, protesta, dibujo, pintura, metáfora, caos, recolección, pensamientos son los #s de “Ninguna fe es inocente”, Fina selección de pensamientos para tu alma.

Presentación: Original con apuntes enmarcados. 25x25 cm.

sábado, 28 de mayo de 2016

Efímera

Banner exposición


A final del 2013 e inicio del 2014, buscaba un nuevo rumbo en mi producción fotográfica. Necesitaba encontrar un impulso nuevo, una nueva dirección pero que al mismo tiempo permitiera seguir desarrollando los elementos que son el núcleo fundamental de mi poética visiva; el paso del tiempo, el accidente fotográfico, el caos como instrumento modelador de la materia.

Y como siempre fue la casualidad, el “accidente” visivo el que me hizo tropezar con un primer residuo/escultura en forma de lata BURN de bebida energética. Ese objeto primigenio tenía para mí, una gran fuerza estética y metafórica.

“Burn”, en su nueva estructura física, fue para mí un gran estímulo creativo. Su observación me llevaba a reflexionar sobre el carácter caduco de la felicidad humana, y como no, de la gran influencia de los factores accidentales que trasforman un objeto común, igual a miles como él y mil veces reproducido en una cadena de producción robotizada, en un objeto único e irónico.

Caitalism clog the arteries and causes heart attacks and strokes, 120x83 cm,
Kodak Premium Rapid-Dry satinado 260gr sobre PVC 5mm


Anteriormente a este descubrimiento ya había fotografiado latas y otros objetos aplastados en el suelo, pero al sacarlo de su contexto terrenal, al elevarlo y aislarlo, vi la posibilidad de exaltar su carácter, su forma, su estética y su mensaje.

Consecuente fue la decisión de retratarlo como un objeto exclusivo, como una botella de perfume de una gran marca, exaltar su materialidad en la mejor imagen posible y reproducirlo en una imagen de gran tamaño.

Al mismo tiempo empezó un trabajo de recolección y selección de todo tipo de objetos. Descampados, aparcamientos, plazas, espacios de feria o mercadillos son los lugares más comunes de búsqueda.  Muchas veces los lugares o las vivencias, me llevaban a relacionar los objetos encontrados con situaciones o acontecimientos, tanto que los mismos objetos se cargaban de otros significados. Valga como ejemplo el tapón de cerveza “Estrella Damm”, encontrado a la salida de la estación de autobuses de Olot mientras participaba en su Bienal de Fotografía, que en plenas discusiones sobre nacionalismo y referéndum, dio paso a la obra “Efímera 9N”, metáfora de encuentros y desencuentros y anhelo de reconciliación entre amigos, familiares, idiomas y culturas, separadas por los egoísmos nacionalistas; y el uso del plural no es casual.

Efímera DIA, 140x140 cm,
Impresión digital sobre PVC FOREX de 10 mm
Tinta Mimaki LH-100 de curado LED UV


A través de la macro fotografía panorámica y la edición digital mediante la fusión de imágenes de Lightroom obtengo con los medios que dispongo, una Canon 70D y un objetivo Sigma 105 mm macro, archivos suficientemente grandes y detallados para poder ampliar sin interpolar y conseguir tamaños que llegan por ejemplo a 140x140 cm de “Efímera Día”.

En la exposición, las imágenes retratadas están acompañadas por las piezas originales, una especie de exposición paralela, “Master”, donde se puede comparar el objeto con su reproducción fotográfica.


Efimera dulce, 60x113 cm
Impresión digital sobre papel Kodak Premium Rapid-Dry satinado 260 gr.



“Efímera” es un proyecto que sigue en desarrollo, con piezas ya conseguidas y otras pensadas pero todavía no “encontradas”.  Su evolución depende de muchas cosas pero sobre todo, de la posibilidad de encontrar una financiación adecuada a su desarrollo,  ya que la producción de las pieza necesita de un importante  esfuerzo económico. Por eso es para mi muy importante haber podido dar este primer paso en la Galería Ignacio Barceló y quiero en este post dar las gracias a AFOCO por haber aceptado y creído en esta propuesta y puesto a mi disposición su sede para que “Efímera” dé su primer paso.
A Pepe Lara y Antonio Sanz por su ayuda en el montaje de la misma.

Gabriele Friscia 27.05.2016

Efímera Maria, 88x123 cm,
Baritado Canson, Epson Ultrachrome, montada sobre dibón.


Efímera Olímpica (tríptico),162x146 cm,
Cristalizaciones de imagen HDPB System su PVC de 10 mm